AMF

Fervientes admiradores

Un líder de mercado a escala mundial en la construcción de maquinaria adapta su producción para reducir los tiempos de preparación. Gracias a la integración temprana de los trabajadores, los modernos sistemas de fijación de punto cero de AMF abren las puertas a un futuro aún más productivo. Nadie esperaba este efecto.

Los sistemas de fijación de punto cero de AMF permiten desarrollar potenciales inesperados

Los procesos de fijación con tiempos de preparación cortos son muy importantes en la producción del líder de mercado en la construcción de maquinaria, porque el número de piezas es reducido y la gama de piezas es flexible. La empresa ha experimentado un considerable aumento de productividad y creación de valor gracias a la utilización de sistemas de fijación de punto cero inteligentes de AMF. Se ha logrado una mayor rapidez de cambio de piezas y dispositivos, y mayores tiempos de servicio de las máquinas. A la hora de elegir el proveedor e implementar el sistema la producción se convoca a un grupo de decisores. La gerencia apoya la inversión ya que un rápido ROI y los elevados potenciales de ahorro resultan convincentes. AMF se impone entre seis proveedores.

Un elevado potencial de ahorro y un rápido ROI convencen

La producción de piezas de máquinas en lotes de entre una y seis unidades exige entre dos y cinco cambios de pieza. Los objetivos están claramente formulados:

  1. 1. Reducción drástica de los tiempos de preparación,
  2. 2. Simplificación de las operaciones de carga,
  3. 3. Trasladar la operación de carga fuera de la máquina.

Los sistemas de fijación de punto cero de AMF se utilizan directamente sobre la mesa de la máquina o en placas adaptadoras. Algunas piezas se fijan también directamente. Se utilizan 140 de los potentes y compactos módulos de sujeción integrados del tipo K20 con una fuerza de sujeción de hasta 55 kN y aprox. 300 pernos de fijación. Los módulos de fijación se abren hidráulicamente y el enclavamiento se realiza mediante fuerza de resorte mecánica, autoenclavable y en unión positiva. La precisión de reproducibilidad es: < 0,005 mm. Una función de soplado y un control de apoyo son opcionales. La laboriosa tarea de fijación mediante tornillos de banco, garras de sujeción y otros elementos auxiliares utilizados en el pasado es realizada hoy de forma rápida y segura como por arte de magia, con una manipulación increíblemente sencilla. El ahorro en el tiempo de preparación se traduce en mayores tiempos de servicio de las máquinas, lo que retrasa la inversión planificada en un nuevo centro de mecanizado.

Los escépticos se convierten en fervientes admiradores

A los trabajadores de la producción se les informa tempranamente acerca de la adquisición del sistema de fijación de punto cero de AMF. No obstante, al principio existen posiciones escépticas en cuanto a la introducción del nuevo sistema. Las dudas en cuanto a la superioridad se disipan al equiparse dos (ninguna propuesta) con sistemas de fijación de punto cero de AMF. Comparando directamente los sistemas, queda claro que los operarios de la máquina no equipada están en clara desventaja. El sistema de AMF también acaba por convencerles.

Esta experiencia clave da pie a un cambio radical. Los escépticos acabaron convirtiéndose en fervientes admiradores. Además de las ventajas técnicas y de tiempo, el sistema ofrece otras ventajas. Los trabajadores se involucran en el sistema, desarrollando ideas propias para continuar optimizando todos los procesos de producción y fijación.

Mejoras de las aplicaciones mediante ideas propias

En la actualidad, en la construcción de formas y la producción CNC trabajan un total de ocho máquinas con diez paletas con (ninguna propuesta). En más de 30 piezas de producción diferentes se integran directamente los pernos de sujeción. En diez mesas de máquinas, el equipamiento puede realizarse fuera de las máquinas. ¡Todos los objetivos cumplidos!

Regresar